Malestar

Impunidad: una excepción de castigo o escape de la multa que implica una falta o delito. Supongo que, de todas las cosas que nos acaban cabreando en el tema político actual (aunque también en el financiero, social, etc) es éste el que más nos revienta. Gente que hace las cosas mal y ves que no sólo no tienen castigo sino que además igual se llevan hasta una indemnización.
Y claro, alguien ha de pagar los platos rotos… pero para eso existen 2 variantes: 1) coges a un puesto intermedio y le cargas tu mierda y la suya y le hundes mediáticamente, o 2) No aparece ningún culpable y el pato lo pagamos todos.
Da igual que hayan arruinado entidades financieras, ningún directivo bancario ha sido sustituido, y todo el dinero que han estado recaudando hasta ahora no se les reclama para que salven su banco, no… para eso está el dinero del estado (el de todos), para avalarlos y rescatarlos.
Si algún político o directivo (o peor aún, un famoso de tres al cuarto) comete un delito, pues anda, un castigo como si hubiesen robado una caja de gomas de borrar y ya está.
Delincuentes reincidentes que pasan casi de pasada por la cárcel y caen una y otra vez en el mismo delito y no parece haber un verdadero arrepentimiento o reinserción
Puede parecer una chorrada, pero poco a poco trasciende en la sociedad. El sentido de impunidad crece entre los malvados y el sentimiento de injusticia en el resto..

El 118 es para los bomberos, atontao

Bomberos de Ginebra triunfan en Suiza con un vídeo en el que aclaran, a ritmo de rap, la confusión entre su número de emergencias y el de un servicio de atención telefónica.
En el vídeo, llamado Proyecto 118, los bomberos de Ginebra rapean un mensaje claro: “118 es nuestro número, si no lo recuerdas, apúntatelo en los slips”. Los bomberos también explican los casos en los que hay que contactar con ellos y los que no.
Más sobre la noticia en:
http://www.elpais.com/articulo/gente/118/numero/apuntatelo/slips/elpepugen/20070925elpepuage_6/Tes
Y el video:

Tonterías que se pegan

Yo creo que es inevitable.
Como alguna tontería te guste o te haga gracia, la acabas adoptando como propia.
A mi me pasa continuamente, pero una que repito y nadie entiende es la de este video:

Y claro, cuando me pongo a preguntar que dónde irá el pelirrojo o que si mira el de la furgoneta, la gente se queda con cara de póquer.
Bueno, a veces me encuentro con alguien que, milagrosamente, ha visto el vídeo, y no me siento como un estúpido repitiendo las manidas frases.
También cuando tengo una pera en la mano, y la llamo Maria Elena, o hablo del Cocodrilo Pornográfico la gente se me queda mirando como si acabase de decir que Bush tiene intelecto. Tambien cuando digo “para estas cantidades” o “dicen que es la misma pero no es la misma” (de la serie Roseanne).
Por suerte cuando suelto alguna frase de Homer Simpson como “Me aburro” o “Quiero mi bocadillo” que la gente ha visto no sé cuantas veces. Me gusta la de “Hijos os habéis esforzado, y para qué? para hacer el ridículo, la moraleja es: no os esforcéis“.
Y más reciente el “Zas, en toda la boca
En ese aspecto, mi amigo Kaskete (y en ocasiones Andrinete o Henry) es el que me surte de chascarrillos que acaba repitiendo todo el grupo, como:
“En España, y también en Portugal”, “¿Tú eres de Yiy’s o Pulgaryiy’s?”, y otras cuantas…
Frases que, sin el momento adecuado (y una debida repetición) no tienen la gracia que en persona.

En fin, ¿quién no tiene coletillas?

Tonterías que se pegan

Yo creo que es inevitable.
Como alguna tontería te guste o te haga gracia, la acabas adoptando como propia.
A mi me pasa continuamente, pero una que repito y nadie entiende es la de este video:

Y claro, cuando me pongo a preguntar que dónde irá el pelirrojo o que si mira el de la furgoneta, la gente se queda con cara de póquer.
Bueno, a veces me encuentro con alguien que, milagrosamente, ha visto el vídeo, y no me siento como un estúpido repitiendo las manidas frases.
También cuando tengo una pera en la mano, y la llamo Maria Elena, o hablo del Cocodrilo Pornográfico la gente se me queda mirando como si acabase de decir que Bush tiene intelecto. Tambien cuando digo “para estas cantidades” o “dicen que es la misma pero no es la misma” (de la serie Roseanne).
Por suerte cuando suelto alguna frase de Homer Simpson como “Me aburro” o “Quiero mi bocadillo” que la gente ha visto no sé cuantas veces. Me gusta la de “Hijos os habéis esforzado, y para qué? para hacer el ridículo, la moraleja es: no os esforcéis“.
Y más reciente el “Zas, en toda la boca
En ese aspecto, mi amigo Kaskete (y en ocasiones Andrinete o Henry) es el que me surte de chascarrillos que acaba repitiendo todo el grupo, como:
“En España, y también en Portugal”, “¿Tú eres de Yiy’s o Pulgaryiy’s?”, y otras cuantas…
Frases que, sin el momento adecuado (y una debida repetición) no tienen la gracia que en persona.

En fin, ¿quién no tiene coletillas?