Tiempos modernos

Me acuerdo de hace un par de años cuando me compré el otro ordenador y mi amigo Antonio me dijo que él se compraba un portátil.
Conociendo mi fascinación por los cacharritos me preguntó por qué no me compraba yo otro. La pregunta me la hacía yo mismo, pero… en ese momento no me convencían ni las prestaciones, ni el peso, ni la capacidad de ampliación, ni la conectividad, etc.
Han pasado casi 2 años y ahora he cambiado de opinión. ¿Tanto han cambiado los portátiles? No, seguramente no. Pero mis necesidades con él sí, y mucho.
Ya no necesito un rendimiento enorme para hacer funcionar el Autocad o el 3DS Max. Y para el Photoshop o el Flash que son los que ahora más recursos pueden comerse, siempre puedo tirar de disco duro como memoria virtual. Y si necesito esos 2 programas, sigo teniendo el otro por si acaso.
Antes me planteaba cambiar de ordenador por muchas cosas… pero los discos duros externos por USB me han cambiado la forma de ver las cosas. 400 gigas en total dan para mucho.
¿Y todo este rollo por qué? – Pregunta el joven de la fila de alante.
Bueno, me he comprado un portátil nuevo. Mi retoño.
Aún no le he sacado apenas jugo y llevo 4 días con él, pero por ahora estoy muy contento. Desde él os escribo.
¿Lo malo? (o al menos lo que a mí no me gusta): Viene con Vista. Un sistema mucho más seguro (hay que reconocérselo), pero mucho más lioso. Además, les ha dado por cambiarlo todo de sitio y encontrar cómo configurar ciertas cosas se hace un poco lioso.
Menos mal que tiene una partición muy decente donde quiero meter Linux… jejeje.

Anuncios

Tiempos modernos

Me acuerdo de hace un par de años cuando me compré el otro ordenador y mi amigo Antonio me dijo que él se compraba un portátil.
Conociendo mi fascinación por los cacharritos me preguntó por qué no me compraba yo otro. La pregunta me la hacía yo mismo, pero… en ese momento no me convencían ni las prestaciones, ni el peso, ni la capacidad de ampliación, ni la conectividad, etc.
Han pasado casi 2 años y ahora he cambiado de opinión. ¿Tanto han cambiado los portátiles? No, seguramente no. Pero mis necesidades con él sí, y mucho.
Ya no necesito un rendimiento enorme para hacer funcionar el Autocad o el 3DS Max. Y para el Photoshop o el Flash que son los que ahora más recursos pueden comerse, siempre puedo tirar de disco duro como memoria virtual. Y si necesito esos 2 programas, sigo teniendo el otro por si acaso.
Antes me planteaba cambiar de ordenador por muchas cosas… pero los discos duros externos por USB me han cambiado la forma de ver las cosas. 400 gigas en total dan para mucho.
¿Y todo este rollo por qué? – Pregunta el joven de la fila de alante.
Bueno, me he comprado un portátil nuevo. Mi retoño.
Aún no le he sacado apenas jugo y llevo 4 días con él, pero por ahora estoy muy contento. Desde él os escribo.
¿Lo malo? (o al menos lo que a mí no me gusta): Viene con Vista. Un sistema mucho más seguro (hay que reconocérselo), pero mucho más lioso. Además, les ha dado por cambiarlo todo de sitio y encontrar cómo configurar ciertas cosas se hace un poco lioso.
Menos mal que tiene una partición muy decente donde quiero meter Linux… jejeje.

Me quiero comprar un portátil

Joer, me quiero comprar un portátil, pero no pensaba yo que había tantas variables para tener en cuenta. Porque claro, ya que nos vamos a gastar “los dineros”, quiero uno que no se me quede corto ya mismo, pero tampoco quiero dejarme los ahorros.
Lo primero, que tenga conectividad WiFi de serie, sin ampliaciones. Un disco duro decente, de al menos 120 Gb (que el torrent tiene que sacar rendimiento al ADSL). Una memoria RAM que me permita editar video (de forma casera), correr el Photoshop sin problemas y que no se cuelgue el sistema opeartivo asi como asi. Eso nos lleva a que tenga un sistema de refrigeración decente.
Una tarjeta gráfica decente, y a ser posible, que no tenga la memoria compartida. 4 puertos USB como mínimo (que hay que pinchar los discos duros externos, tableta digitalizadora, scanner e impresora).
Luego los procesadores, que hay cien mil, que si Celeron Mobile, que si Core Duo… que si T5200, T5600, T7200 (que parecen modelos de terminator)… luego lees las especificaciones del p#to Window$ Vi$ta y sabes que al menos un T5200 (como mínimo) y 1 Gb de RAM (aconsejan 2).
Y luego las cosas que, por experiencia, es aconsejable que tenga y si cuesta un poquito más merece la pena pagar.
Lector de tarjetas, Grabadora de DVD, touchpad, Bluetooth, una pantalla decente (mínimo 15″), altavoces integrados.
Hay otras cosas que no usaré nunca (creo), pero que me dejan flipado, como el lector de huellas digitales.
Entre los requisitos del Vi$ta se queda uno flipado, ya que pide un chip TPM… que es una pijada que se han sacado el Ballmer y el Gates de la manga, para sacar dinero a la gente.
Y claro… no te vayas sin software, que meter los drivers luego trae problemas, que nos conocemos…

Y además le quiero meter Linux (que en el PC de sobremesa me va de p.m.)

Por ahora dudo entre el Ahtec Signal XEL80 y el Asus FJ3C, pero si alguien tiene idea… que me diga algo.

Portátiles con Ubuntu Linux

Leo en Barrapunto que Carrefour ha empezado a vender portátiles con el Ubuntu preinstalado.
Y bueno, aunque yo soy más e usar KDE, y por ello tengo el Kubuntu, a veces me quedo con el Gnome o con el Edubuntu (que uso cuando me encuentro perdido), pero en general uso Kubuntu
(vengo del mundo windows y este se asemeja mucho más).
No, no he rencunciado a Windows. Lo uso, y mucho (más de lo que debiera). Pero no el 99% del tiempo como antes. Cuando tenía Suse, ya llegué al 70% de windows, ahora ya es el 50%. Cuando descubrí el Lphant, el Azureus para Linux y el Kmldonkey (versión linuxera del Edonkey), cuando ví que el Mercury tenía las mismas funciones e iconos que el MSN messenger, se acabó la hegemonía windows. Si solo voy a usar internet (como pasa la mayoría de veces que enciendo el ordenador de casa), en el GRUB escojo Ubuntu.
Bueno, que me voy por las ramas.
Me alegro que un grupo grande como Carrefour no se amedrante ante el gigante Micro$oft.