Volver al curro

Después de 2 semanas de vacaciones, volver al curro se hace pesado. Por más que me guste mi trabajo, retomar la rutina es cansino.
Menos mal que tengo un trabajo ameno y además hoy apenas han venido chavales… cosa rara!!.
La verdad es que no lo he echado de menos… no sé como puede haber gente que esté deseando volver al trabajo. Bueno, sí, tendrán una familia aún más insoportable que el trabajo.

Queremos montar una carroza, y la idea que surgió fue un iglú, y nosotros ir de pingüinos. ¡En qué momento! Construir un iglú (y que no se te caiga a pedazos), es más difícil de lo que parecía, y para colmo, el porexpán (o como demonios se llame el corcho blanco) no permite usar pegamentos (el pegamento se lo “come”), y andamos con silicona. Acabar con bolitas blancas por todas partes y las manos de una pasta pegajosa no era mi idea ideal de regresar, y si encima nadie tiene ni idea, y no hay ni patrón ni marineros, aquello no anda. Al final nos pilla el tren.
Un breve consejo para aquel que le parezca una buena idea como atrezzo o decoración… buscaos otra idea, o haced primero una maqueta en pequeño para convenceros de que montar castillo es mucho más fácil.
Menos mal que no nos dió por montar la Fortaleza de la soledad de Superman.

Y en otro orden de cosas… andaba aburrido de tener siempre el mismo tapiz (o wallpaper) de escritorio, y me he puesto a buscar alguno que me gustase. Me he encontrado con éste:
y me he acordado de Norma, que siempre pone a Pinocho en sus fotos.
Al final, como medio friki que soy, pondré uno de Spiderman o algo así. Si quereis os pongo cual he elegido al final.

Anuncios

Volver al curro

Después de 2 semanas de vacaciones, volver al curro se hace pesado. Por más que me guste mi trabajo, retomar la rutina es cansino.
Menos mal que tengo un trabajo ameno y además hoy apenas han venido chavales… cosa rara!!.
La verdad es que no lo he echado de menos… no sé como puede haber gente que esté deseando volver al trabajo. Bueno, sí, tendrán una familia aún más insoportable que el trabajo.

Queremos montar una carroza, y la idea que surgió fue un iglú, y nosotros ir de pingüinos. ¡En qué momento! Construir un iglú (y que no se te caiga a pedazos), es más difícil de lo que parecía, y para colmo, el porexpán (o como demonios se llame el corcho blanco) no permite usar pegamentos (el pegamento se lo “come”), y andamos con silicona. Acabar con bolitas blancas por todas partes y las manos de una pasta pegajosa no era mi idea ideal de regresar, y si encima nadie tiene ni idea, y no hay ni patrón ni marineros, aquello no anda. Al final nos pilla el tren.
Un breve consejo para aquel que le parezca una buena idea como atrezzo o decoración… buscaos otra idea, o haced primero una maqueta en pequeño para convenceros de que montar castillo es mucho más fácil.
Menos mal que no nos dió por montar la Fortaleza de la soledad de Superman.

Y en otro orden de cosas… andaba aburrido de tener siempre el mismo tapiz (o wallpaper) de escritorio, y me he puesto a buscar alguno que me gustase. Me he encontrado con éste:
y me he acordado de Norma, que siempre pone a Pinocho en sus fotos.
Al final, como medio friki que soy, pondré uno de Spiderman o algo así. Si quereis os pongo cual he elegido al final.

El transporte público

Leyendo las Carlaventuras sobre el transporte público, me decido a publicar un texto que escribí y representé en un monólogo en una ocasión.
He de reconocer que es mejor contado, con los gestos, las pausas intencionadas y demás, pero el vídeo es cutre, porque le falta iluminación, así que, no lo cuelgo.
Igual del último que hice, si me pasan el vídeo…

Flora y Fauna del Transporte Público


El saco de patatas.

Una persona (por no poner sexos), normalmente corpulenta, que se duerme y se convierte en un peso muerto, en un saco de patatas sobre el asiento. Y se va cayendo lenta pero inevitablemente, y casi siempre es hacia ti. Lo empujas, le toses… da igual. Si por un casual lo despiertas siempre te soltará un “uy, me he quedado un POCO traspuesto” (si llega a ser mucho, mueres aplastado/a).

La mofeta.

Si mañana hubiera una convención de criaderos de mofetas, no olería tanto como el sobaco (o peor aún) de ese sujeto. Es siempre la primera persona que consigue tener los 2 asientos libres para el mismo. Ojo, no me refiero a que alguien huela un día, me refiero a esos que se vienen todos los días contigo en el autobús, por la mañana, y en mi oficina, a 2 paradas de metro, ya saben que llega mi autobús. XD.

El Locutor / La locutora.

Son aquellos que no te dan la tabarra a ti, pero consiguen que todo el autobús o tren se entere de lo que le pasa a la hija de la Mary, o que ya va bien su operación de almorranas. Lo dicen a grito pelado. Se ríen vociferando. Habitualmente siempre tienen alguien que les pregunta o les sigue el rollo, tu a esos también los matarías, si no tienen a nadie, son capaces de hablar con el diablo.

Los culo-inquietos.

Son aquellos que consiguen joder a todos los que tienen alrededor. Clavan las rodillas al del asiento de delante, se mueven todo el rato, jodiendo al del asiento de al lado, luego buscan postura y se echan violentamente hacia atrás, se cogen la ventanilla aunque tengan que salir en la primera parada y así molestar al salir. Si hay gente en el pasillo, además llevará mochila o maleta y molestará aun más. Al moverse tanto siempre invadirá tu asiento, por más que te retires, siempre acabará tocándote (avanzando puestos como una guerrilla). Si encima es corpulento, depositará sus carnes encima de las tuyas.

Los asustadizos.

Da igual que seas pequeño o delgado y solo ocupes la mitad de tu asiento, ellos se sentarán como si fueras un acosador nato. A veces te echas la nariz encima para comprobar que no tienes el día mofeta, pero no, no es eso, al día siguiente lo hace con otra persona. No sabes si tiene fobia a que le toquen o le repugna la raza humana (seguramente serán las 2 cosas).

Los sombra.

Son aquellos que se te pegan. Si el tren va solo, ellos se sentarán a tu lado sin mediar palabra. En el autobús, donde te gusta tener los 2 asientos si es posible para no estar tan arrinconado, se sentará a tu lado sin hablar ni una pizca. La soledad debe atacarlos más de la cuenta.

En el meódromo de tíos hay una regla no escrita que casi siempre se cumple, si hay 5 meaderos, y uno está en el numero uno, el otro se irá al 5, y un tercero al 3. Estos se pondrán a tu lado de todas-todas.

Un subapartado de estos son los acosadores tipo. Esos que sólo lo hacen al lado del bombón (y no tanto) de turno; y las miradas, bueno, ya sabéis donde van. Aprovechan además un movimiento brusco del metro para echar mano si es posible. (El otro día me encontré uno en el metro q sólo sacaba la mano disimuladamente cuando pasaba al lado de una chica, y misteriosamente, siempre las rozaba el culo, me puso de una mala lecheeee, cuando fui a decirle algo se volvió una y le miró con una cara de matar que se hubiese acojonado hasta Damien).

Los conectados.

Si el viaje dura 50 minutos, eso es lo que estarán colgados al móvil. Rara vez es una conversación trascendente. Algunos susurran y otros hablan a voces. Tu escucharás a esa persona blablablá todo el viaje. Si por un casual su interlocutor lo corta, llamarán a otro. Tienen miedo de quedarse sin habla o algo así.

Para ver las imágenes mejor, pulsa sobre ellas.
Sí, no soy Gina, pero bueno, mi tiempo me ha llevado, espero que os gusten.

El transporte público

Leyendo las Carlaventuras sobre el transporte público, me decido a publicar un texto que escribí y representé en un monólogo en una ocasión.
He de reconocer que es mejor contado, con los gestos, las pausas intencionadas y demás, pero el vídeo es cutre, porque le falta iluminación, así que, no lo cuelgo.
Igual del último que hice, si me pasan el vídeo…

Flora y Fauna del Transporte Público

El saco de patatas.
Una persona (por no poner sexos), normalmente corpulenta, que se duerme y se convierte en un peso muerto, en un saco de patatas sobre el asiento. Y se va cayendo lenta pero inevitablemente, y casi siempre es hacia ti. Lo empujas, le toses… da igual. Si por un casual lo despiertas siempre te soltará un “uy, me he quedado un POCO traspuesto” (si llega a ser mucho, mueres aplastado/a).

La mofeta.
Si mañana hubiera una convención de criaderos de mofetas, no olería tanto como el sobaco (o peor aún) de ese sujeto. Es siempre la primera persona que consigue tener los 2 asientos libres para el mismo. Ojo, no me refiero a que alguien huela un día, me refiero a esos que se vienen todos los días contigo en el autobús, por la mañana, y en mi oficina, a 2 paradas de metro, ya saben que llega mi autobús. XD.

El Locutor / La locutora.
Son aquellos que no te dan la tabarra a ti, pero consiguen que todo el autobús o tren se entere de lo que le pasa a la hija de la Mary, o que ya va bien su operación de almorranas. Lo dicen a grito pelado. Se ríen vociferando. Habitualmente siempre tienen alguien que les pregunta o les sigue el rollo, tu a esos también los matarías, si no tienen a nadie, son capaces de hablar con el diablo.

Los culo-inquietos.
Son aquellos que consiguen joder a todos los que tienen alrededor. Clavan las rodillas al del asiento de delante, se mueven todo el rato, jodiendo al del asiento de al lado, luego buscan postura y se echan violentamente hacia atrás, se cogen la ventanilla aunque tengan que salir en la primera parada y así molestar al salir. Si hay gente en el pasillo, además llevará mochila o maleta y molestará aun más. Al moverse tanto siempre invadirá tu asiento, por más que te retires, siempre acabará tocándote (avanzando puestos como una guerrilla). Si encima es corpulento, depositará sus carnes encima de las tuyas.

Los asustadizos.
Da igual que seas pequeño o delgado y solo ocupes la mitad de tu asiento, ellos se sentarán como si fueras un acosador nato. A veces te echas la nariz encima para comprobar que no tienes el día mofeta, pero no, no es eso, al día siguiente lo hace con otra persona. No sabes si tiene fobia a que le toquen o le repugna la raza humana (seguramente serán las 2 cosas).

Los sombra.
Son aquellos que se te pegan. Si el tren va solo, ellos se sentarán a tu lado sin mediar palabra. En el autobús, donde te gusta tener los 2 asientos si es posible para no estar tan arrinconado, se sentará a tu lado sin hablar ni una pizca. La soledad debe atacarlos más de la cuenta.

En el meódromo de tíos hay una regla no escrita que casi siempre se cumple, si hay 5 meaderos, y uno está en el numero uno, el otro se irá al 5, y un tercero al 3. Estos se pondrán a tu lado de todas-todas.

Un subapartado de estos son los acosadores tipo. Esos que sólo lo hacen al lado del bombón (y no tanto) de turno; y las miradas, bueno, ya sabéis donde van. Aprovechan además un movimiento brusco del metro para echar mano si es posible. (El otro día me encontré uno en el metro q sólo sacaba la mano disimuladamente cuando pasaba al lado de una chica, y misteriosamente, siempre las rozaba el culo, me puso de una mala lecheeee, cuando fui a decirle algo se volvió una y le miró con una cara de matar que se hubiese acojonado hasta Damien).

Los conectados.

Si el viaje dura 50 minutos, eso es lo que estarán colgados al móvil. Rara vez es una conversación trascendente. Algunos susurran y otros hablan a voces. Tu escucharás a esa persona blablablá todo el viaje. Si por un casual su interlocutor lo corta, llamarán a otro. Tienen miedo de quedarse sin habla o algo así.

Para ver las imágenes mejor, pulsa sobre ellas.
Sí, no soy Gina, pero bueno, mi tiempo me ha llevado, espero que os gusten.

Las pelis

Siguiendo las peticiones de SomeZing y Susana meteré en la anterior clasificación de películas un ejemplo.
Sé que muchos/as de vosotros/as no estaréis de acuerdo, pero no todos/as tenemos que seguir los mismo criterios o éste sería un mundo muy aburrido.

  1. Peliculón: El sexto sentido.
  2. Buena: Amelie.
  3. Entretenida o No está mal: 12 monos.
  4. De videoclub: La dama en el agua.
  5. Para ver en la tele: Mallrats.
  6. Peli de mediodía: Stuart Little.
  7. Peli de mediodía de Antena 3: Mis dobles, mi mujer y yo.
  8. Mala: El mexicano (Once upon a time in Mexico).
  9. Peli Navideña: Peligro, menores sueltos.
  10. Peli de Verano: Los piratas del caribe.
  11. Peli de Otoño: Lulu on the bridge.

Ya que estas nuevas categorías son sugerencias de Susana, explicaré lo que yo entiendo por ellas.
Peli Navideña: Es esa película comercial, apta para todos los públicos, en la que unos menores (chicos, adolescentes, bebes, etc.) la lían gorda en una situación absurda poco creible en la realidad, pero que acaban resolviendo a través de “ingeniosas” peripecias y se acaban saliendo con la suya.
Peli de Verano: Es la peli de aventuras en la que hay un lío amoroso (ultimamente es rara la película en la que no lo hay, aunque sea infantil), y todo transcurre con una soltura y velocidad rápidos pero sin agobiar. Es verano y la mente no quiere mucha tralla,así que son guiones sencillos, entretenidos. Lo que demandas en una tarde de verano en la que está lloviendo y te apetece ir al cine con tu pareja.
Peli de Otoño: Es la peli para justo lo contrario. Hace un tiempo de perros, el aire está triste y melancólico porque la gente ha vuelto a sus “cotidianas” vidas (trabajo y estudios) y te apetece “comerte el tarro”. La peli es extraña, pero tiene una turbia relación sentimental y la trama es enrevesada.

Quiero decir que no he puesto mi peli favorita (entre otras cosas porque soy consciente de que no es ni un peliculón ni buena, pero me da “buen rollo” cada vez que la veo), que sé que hay películas más representativas para cada categoría, pero, o no me he acordado de ellas, o creo que estas describen exactamente lo que quería decir (porque muchas de las que he pensado están entre una categoría u otra, aunque si me tuviera que decidir tampoco tendría muchos problemas).
Sé que la primera elección (la de peliculón) no estará de acuerdo una gran mayoría y que Léolo, Casablanca o cualquiera de El padrino será mucho más representativa (y para mí están dentro de esa categoría), pero viendo el cómo se hizo, y las explicaciones de M.Night Shyamalan de por qué ciertos planos escogidos, atrezzo y vestuario, y escenas eliminadas, además del guión y la forma de contar la historia, dejo “El sexto sentido” sin ninguna duda.
Curiosamente, este mismo director, fue el guionista de “Stuart Little”.

Las pelis

Siguiendo las peticiones de SomeZing y Susana meteré en la anterior clasificación de películas un ejemplo.
Sé que muchos/as de vosotros/as no estaréis de acuerdo, pero no todos/as tenemos que seguir los mismo criterios o éste sería un mundo muy aburrido.

  1. Peliculón: El sexto sentido.
  2. Buena: Amelie.
  3. Entretenida o No está mal: 12 monos.
  4. De videoclub: La dama en el agua.
  5. Para ver en la tele: Mallrats.
  6. Peli de mediodía: Stuart Little.
  7. Peli de mediodía de Antena 3: Mis dobles, mi mujer y yo.
  8. Mala: El mexicano (Once upon a time in Mexico).
  9. Peli Navideña: Peligro, menores sueltos.
  10. Peli de Verano: Los piratas del caribe.
  11. Peli de Otoño: Lulu on the bridge.

Ya que estas nuevas categorías son sugerencias de Susana, explicaré lo que yo entiendo por ellas.
Peli Navideña: Es esa película comercial, apta para todos los públicos, en la que unos menores (chicos, adolescentes, bebes, etc.) la lían gorda en una situación absurda poco creible en la realidad, pero que acaban resolviendo a través de “ingeniosas” peripecias y se acaban saliendo con la suya.
Peli de Verano: Es la peli de aventuras en la que hay un lío amoroso (ultimamente es rara la película en la que no lo hay, aunque sea infantil), y todo transcurre con una soltura y velocidad rápidos pero sin agobiar. Es verano y la mente no quiere mucha tralla,así que son guiones sencillos, entretenidos. Lo que demandas en una tarde de verano en la que está lloviendo y te apetece ir al cine con tu pareja.
Peli de Otoño: Es la peli para justo lo contrario. Hace un tiempo de perros, el aire está triste y melancólico porque la gente ha vuelto a sus “cotidianas” vidas (trabajo y estudios) y te apetece “comerte el tarro”. La peli es extraña, pero tiene una turbia relación sentimental y la trama es enrevesada.

Quiero decir que no he puesto mi peli favorita (entre otras cosas porque soy consciente de que no es ni un peliculón ni buena, pero me da “buen rollo” cada vez que la veo), que sé que hay películas más representativas para cada categoría, pero, o no me he acordado de ellas, o creo que estas describen exactamente lo que quería decir (porque muchas de las que he pensado están entre una categoría u otra, aunque si me tuviera que decidir tampoco tendría muchos problemas).
Sé que la primera elección (la de peliculón) no estará de acuerdo una gran mayoría y que Léolo, Casablanca o cualquiera de El padrino será mucho más representativa (y para mí están dentro de esa categoría), pero viendo el cómo se hizo, y las explicaciones de M.Night Shyamalan de por qué ciertos planos escogidos, atrezzo y vestuario, y escenas eliminadas, además del guión y la forma de contar la historia, dejo “El sexto sentido” sin ninguna duda.
Curiosamente, este mismo director, fue el guionista de “Stuart Little”.