Una frase lo puede estropear todo

Hay veces en las que notas que estás en sintonía con una persona, estás pasando un rato agradable y visto desde la lejanía, lo considerarías como un “momento de calidad”. No digo que sea con tu pareja (o quien pretendes que lo sea), puedes ser un amigo, una amiga, un familiar, etc. Si es con tu pareja (o posible) lo notas más.
Llevas un rato y todo va sobre ruedas, y de repente, uno de los dos dice algo que rompe toda esa “magia”, toda esa “conexión”. Estoy seguro que cuando esa persona se queda a solas piensa: “Joder, ¿Por qué no me callé?“. A mi me pasa (no digo “me ha pasado” porque me sigue pasando constantemente). Tengo la boca muy grande (metafóricamente), me cabe un camión de bomberos.
Hay veces que sólo se fastidia la noche, pero hay veces que se jode hasta la relación. Y no me refiero a cagas en las que se acaba discutiendo. Esas, al fin y al cabo, sólo son 2 posiciones encontradas. Hablo de esas metidas de pata que te hacen pensar en que vives en planetas diferentes, esas que te dejan perplejo, y no sabes que contestar porque no te esperabas tal cosa de esa persona. También están ciertos comentarios o bromas que te hacen dar cuenta que no tienes el mismo tipo de humor.
Y para mí, tener el mismo tipo de humor es bastante importante, a otras personas les puede dar igual, pero yo me he dado cuenta que tal como te enfrentas al humor, y qué te hace gracia o no, es cómo ves tú la vida, cómo te enfrentas a los problemas, y qué actitud tienes hacia las cosas buenas y malas de la vida.
Si a mí un chiste machista no me hace gracia, pues es mi manera de afrontar ese problema en la sociedad. No quiere decir que mi postura sea mejor ni peor (puedo estar equivocado al no poder reirme de ello o quizá sea todo lo contrario), quiere decir que no lo vemos de la misma manera.
Si a tí te incomoda que haga el tonto por la calle o en un bar y gesticule y haga tonterías, tú lo ves de una manera y yo de otra. Para mí es un desahogo y una forma de alegrar a mis amigos, y para tí es hacer el payaso en un sitio que no es el adecuado. ¿Tengo yo razón? ¿La tienes tú?. Ni uno ni otro, sólo son posturas diferentes, pero me hacen pensar que yo soy de Plutón (que ya no es un planeta) y tu de Júpiter.
Menos mal que a veces voy a conciertos en los que me siento hermanado con la gente y siento que, por un momento, estás viviendo y sintiendo lo mismo que yo en ese momento. Ese para mí es un momento grande. Me devuelve la confianza en que no soy un bicho raro que no tiene nada que ver con este mundo y que sólo comparto con una minoría mis aficciones estrambóticas (y a veces ni eso). Cantar un “Let love rule“, un “Alive“, un “You can’t always get what you want” o, sobre todo un “Hurt” (que ahora han cogido la versión que hizo Johnny Cash para un anuncio de Nike) junto a miles de personas… saber que se están desgañitando para expresar todo lo que inspira la canción y compartirlo todos a la vez, me hace sentir parte de un todo (coño, como el anuncio de cerveza), y me hace sentir bien. Sólo soy un grano verde en una playa de arena. Algo raro pero parte de un todo.

PD. La próxima vez, cállate.

Anuncios

6 pensamientos en “Una frase lo puede estropear todo

  1. somezing dice:

    “Si a tí te incomoda que haga el tonto por la calle o en un bar y gesticule y haga tonterías, tú lo ves de una manera y yo de otra. Para mí es un desahogo y una forma de alegrar a mis amigos, y para tí es hacer el payaso en un sitio que no es el adecuado.”Dios, a mi me pasa eso constantemente. No lo puedo evitar y de vez en cuando gesticulo demasiado, o digo mucha tonterias, o… bueno, hago cosas que la gente supone “raras” pero a mi me parecen normales, o al menos, no muy raras.Todo el mundo me llama rara, incluso mi pareja, pero no lo puedo evitar!!! Y en realidad me lo paso bien cuando hago esas tonterias!!

  2. Ruben dice:

    Pues vamos siendo un trio en eso del humor gestual. Ayer mismo por ejemplo me compre un par de zapatos y me pase toda la tarde en la oficina y derredores con los zapatos nuevos puestos con etiqueta incluida colgando … a los que vencian el temor de habalr con un loco y me preguntaban les decia: “Es para que notes que tengo zapatos nuevos”.Ahhh … y como no soy de mucho hablar lo que me ocurre a mi es que es mi esposa quien mas yerra con frases que joden el momento.

  3. somezing dice:

    holaaa, mi nuevo comentario no tiene nada que ver con el post, creo que ya he dejado algo. Sólo queria pedirte permiso para utilizar tu dirección como vinculo para mi blog, ¿me dejas?

  4. cuatropelos dice:

    Pués a mí me respetan en ese aspecto…aunque a mi pareja no se le vaya la olla como a mí no suele decirme nada…es que por lo visto es eso lo que le gustaba de mí…en ese sentido la entiendo, porque si era por el físico tiene un gusto dudoso….:·P

  5. fiorella dice:

    Soy nueva por acà,tus gustos musicales los comparto, respecto a lo que escribìs en tu post, hay que aceptar a los demàs como son,tenemos mucho temor al ridìculo propio y ajeno,nos da verguenza lo que hace el otro,como se viste,que dice,como lo dice,queremos tener todo controlado,un disparate…nosotros y los demàs parece que valemos por lo que aparentamos,por lo discretos,por lo sobrios,la grisura es fashion o yo que sè……

  6. Fiorella dice:

    Disculpàme,un saludo desde Montevideo-Uruguay a ti a los que postean por acà.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s