Spam, Tonterías y otras comeduras de tarro

Bueno, la siguiente reflexión me parece una tontería, una falacia que mi mente se empeña en sacar adelante. Si alguien lee ésto, está avisado/a, así que luego que no me diga nada… jejeje
Hoy, como cada día, he recibido una cadena de esas en las que me dice lo bonito que es el amor. Otros días se me invita a idolatrar los beneficios de la buena amistad. Y la mayoría de los días, un par de ambas.
Creo que sólo en mis años de pipiolo del internet, cuando apenas nadie tenía conexión a internet, y cargar una página con muchas fotos significaba irte a cenar para poder verla por completo (si no llamaba nadie, claro, y colgaba la conexión), sólo entonces yo era tan pringado como para seguir esas cadenas.
Me hacen gracia especialmente esas en las que pone que cuando hayas alcanzado un cupo, se lo envíes a tal dirección, o en las que envíes una copia a tal dirección, es el colmo… es como decir, dame la dirección tuya y de tus amigos para que te bombardeemos con publicidad (que no te interesa ni nada tiene que ver contigo, pero nos pagan por ello y tu te la comes).
Lo triste es la de gente que se lo cree, y lo peor es que incluye tu dirección en esa amalgama y a tí te siguen llegando correos, sin saber por qué, de publicidad absurda de países que ni has pisado.
O cuando te envían los graciosísimos PPS (powerpoint), donde meter un virus es tan facil como prepararte un sandwich de jamón y queso. Es empresa inútil decir que no te los envíen: “Si es graciosísimo”. Sí, la infección de tu PC, y que me llames a mí o a alguien para arreglártelo, también nos va a parecer de lo más gracioso.
Bueno, que me descentro (una vez más). Yo iba a hablar de la tontería que se me había ocurrido leyendo la última cadena.
Como bien he dicho, llevo años sin seguir las cadenas. ¿Y si resulta que eran verdad? ¿Y si resulta que tengo 7 años de mala suerte por cada cadena que no he contestado? ¿Será esa la razón de que no encuentre pareja? ¿Será por eso que el año antepasado fue uno de los peores de mi vida? (por no decir el peor).
Es decir… con la de cadenas que he roto… ¿Ya no encontraré pareja hasta los 97 años? (como mínimo). ¿Perderé a mis amigos ya que soy un mal amigo y no les contesto a esos powerpoint con chantaje emocional?.
Supongo que no.
Claro, que sólo lo supongo.
Supongo (y eso ya es mucho suponer), que si no encuentro pareja, tiene que ver más con mi actitud y predisposición (o no) a ciertas cosas, a no haber tenido suerte, a mi comportamiento infantil, al miedo al cambio, a muchas cosas…
Claro que a lo mejor la falta de suerte viene por no mandar los malditos spam retroalimentados por la falta de información de mis amigos.

Eso me recuerda una cosa.
Una cosa que discuto ultimamente con mi amiga Isa (muy cinéfilos nos hemos vuelto ultimamente).
¿Está el destino escrito o por el contrario lo podemos cambiar? ¿Es todo casualidad o causalidad?
A mí me gusta pensar que podemos cambiar nuestro destino, y con ello el de millones de personas (es increíble lo grande que es el efecto mariposa). Hay una tendencia general, si no se cambia nada, se acabará de tal o tal manera. Al igual que en una red de pesca en la que todos somos nudos y estamos conectados y relacionados con otros, si hay alguien tirando de una esquina, la red tiende a tomar una forma, y a adoptar una postura, pero si una cuerda se rompe o se tira de otro lado (dependiendo de la fuerza o donde esté situado ese nuevo cambio) repercutirá más o menos en que la situacion cambie en la red general, y en grado parcial se note más.
Isa no cree en esto, cree más en que todo está escrito y se ha de cumplir, aunque no sabemos cuando.
Cada uno ve el misterio de la vida de una manera.
Al igual que la curvatura espacio temporal del universo.
(léase Curvatura Espacio temporal)

P.D. Esto lo saqué de mi espacio MSN para borrar la última entrada (patética, por cierto) que había hecho en el blog. Ahora lo he rehecho. Ha llovido mucho desde entonces.

Anuncios

Spam, Tonterías y otras comeduras de tarro

Bueno, la siguiente reflexión me parece una tontería, una falacia que mi mente se empeña en sacar adelante. Si alguien lee ésto, está avisado/a, así que luego que no me diga nada… jejeje
Hoy, como cada día, he recibido una cadena de esas en las que me dice lo bonito que es el amor. Otros días se me invita a idolatrar los beneficios de la buena amistad. Y la mayoría de los días, un par de ambas.
Creo que sólo en mis años de pipiolo del internet, cuando apenas nadie tenía conexión a internet, y cargar una página con muchas fotos significaba irte a cenar para poder verla por completo (si no llamaba nadie, claro, y colgaba la conexión), sólo entonces yo era tan pringado como para seguir esas cadenas.
Me hacen gracia especialmente esas en las que pone que cuando hayas alcanzado un cupo, se lo envíes a tal dirección, o en las que envíes una copia a tal dirección, es el colmo… es como decir, dame la dirección tuya y de tus amigos para que te bombardeemos con publicidad (que no te interesa ni nada tiene que ver contigo, pero nos pagan por ello y tu te la comes).
Lo triste es la de gente que se lo cree, y lo peor es que incluye tu dirección en esa amalgama y a tí te siguen llegando correos, sin saber por qué, de publicidad absurda de países que ni has pisado.
O cuando te envían los graciosísimos PPS (powerpoint), donde meter un virus es tan facil como prepararte un sandwich de jamón y queso. Es empresa inútil decir que no te los envíen: “Si es graciosísimo”. Sí, la infección de tu PC, y que me llames a mí o a alguien para arreglártelo, también nos va a parecer de lo más gracioso.
Bueno, que me descentro (una vez más). Yo iba a hablar de la tontería que se me había ocurrido leyendo la última cadena.
Como bien he dicho, llevo años sin seguir las cadenas. ¿Y si resulta que eran verdad? ¿Y si resulta que tengo 7 años de mala suerte por cada cadena que no he contestado? ¿Será esa la razón de que no encuentre pareja? ¿Será por eso que el año antepasado fue uno de los peores de mi vida? (por no decir el peor).
Es decir… con la de cadenas que he roto… ¿Ya no encontraré pareja hasta los 97 años? (como mínimo). ¿Perderé a mis amigos ya que soy un mal amigo y no les contesto a esos powerpoint con chantaje emocional?.
Supongo que no.
Claro, que sólo lo supongo.
Supongo (y eso ya es mucho suponer), que si no encuentro pareja, tiene que ver más con mi actitud y predisposición (o no) a ciertas cosas, a no haber tenido suerte, a mi comportamiento infantil, al miedo al cambio, a muchas cosas…
Claro que a lo mejor la falta de suerte viene por no mandar los malditos spam retroalimentados por la falta de información de mis amigos.

Eso me recuerda una cosa.
Una cosa que discuto ultimamente con mi amiga Isa (muy cinéfilos nos hemos vuelto ultimamente).
¿Está el destino escrito o por el contrario lo podemos cambiar? ¿Es todo casualidad o causalidad?
A mí me gusta pensar que podemos cambiar nuestro destino, y con ello el de millones de personas (es increíble lo grande que es el efecto mariposa). Hay una tendencia general, si no se cambia nada, se acabará de tal o tal manera. Al igual que en una red de pesca en la que todos somos nudos y estamos conectados y relacionados con otros, si hay alguien tirando de una esquina, la red tiende a tomar una forma, y a adoptar una postura, pero si una cuerda se rompe o se tira de otro lado (dependiendo de la fuerza o donde esté situado ese nuevo cambio) repercutirá más o menos en que la situacion cambie en la red general, y en grado parcial se note más.
Isa no cree en esto, cree más en que todo está escrito y se ha de cumplir, aunque no sabemos cuando.
Cada uno ve el misterio de la vida de una manera.
Al igual que la curvatura espacio temporal del universo.
(léase Curvatura Espacio temporal)

P.D. Esto lo saqué de mi espacio MSN para borrar la última entrada (patética, por cierto) que había hecho en el blog. Ahora lo he rehecho. Ha llovido mucho desde entonces.